domingo, 18 de julio de 2010

Into the Wild, un drama dirigido por Sean Peen

La civilización versus el encuentro con la naturaleza

Into the Wild es un film estadounidense guionado y dirigido por Sean Peen. El mismo, fue conocido tras su presentación en el Festival de Roma en el 2007 y es un drama protagonizado por: Emile Hirsch (Christopher McCandless), William Hurt (Walt McCandless), Marcia Gay Harden (Billie de McCandless), Jena Malone (Carine McCandless), Vince Vaughn (Wayne Westerberg), Brian Dierker (Rainey) y Catherine Keener (Jane Burres) entre otros. Su traducción en español es Hacia rutas salvajes o Camino salvaje.

Hacia rutas salvajes

La película se basa en la novela de Jon Krakauer de igual nombre y se centra en la vida real de Christopher McCandless, un joven americano que se aleja de la sociedad para vivir la libertad absoluta. Un poema de Lord Byron da comienzo a su historia:

"Hay placer en los bosques sin senderos
Hay éxtasis en una costa solitaria
Está la sociedad donde nadie se inmiscuye
Por el océano profundo y la música con su rugido:
No amo menos al hombre, pero sí a la naturaleza"

Luego un grito - ¡Mamá ayúdame!, una ausencia y las montañas heladas de Alaska junto a Christopher que medita: “Quizás pase mucho tiempo hasta que vuelva al sur”. Encuentra un autobús y vive un día mágico, escribe que tras dos años intrincados llega la aventura final, la batalla culminante para matar al falso ser interno y concluir victorioso la revolución espiritual.

Sus palabras son acompañadas por el nombre de Alexander Supertramp y el mes de mayo de 1992. En este sentido, el film se desarrolla entre el pasado y el presente, mostrando las experiencias que lo acompañaron hasta su llegada al estado nórdico.

Dos años antes

En 1990 Christopher culmina sus estudios universitarios de historia y antropología en la Universidad de Emory. Les dice a sus padres, Walt y Billie, que sus notas son buenas y que desea estudiar leyes en Harvard. En lo inminente dona sus ahorros para que alimenten a alguien con ellos, rompe las tarjetas de crédito, quema su identificación, tira la foto de los padres.

Así, empieza el primer capítulo de su vida nueva que denomina "Mi propio nacimiento". Su propósito es dejar atrás una sociedad consumista, por eso se despoja de lo material y se inventa otro nombre: Alexander Supertramp.

Se abstrae del mundo, sostiene que el dinero hace que la gente sea cauta y que más que amor, plata, fe, desea verdad. Su familia recibe noticias de él hasta junio, sus calificaciones son excelentes, pero en julio ya no tienen novedades suyas. Chris huye de lo políticamente correcto, de sus padres y sus pasados oscuros, de la individuación, las exigencias y las reglas sociales.

Comienzo de la aventura

Durante casi dos años recorre el sur: California, Oregón, Dakota, visita el Lago Mead, Arizona, entre otros lugares. Durante su viaje lleva a cabo trabajos pasajeros como en una casa de comidas rápidas o en el campo para comprar comida. Se lo observa feliz: salta de piedra en piedra, grita, ríe, nada, rema, lee en la inmensidad de lo silvestre.

Se refugia en Tolstoy, Jack London y Thoreau, su hermana Carine recuerda que citaba sus palabras en cualquier ocasión. En el camino, conoce a distintos personajes como una pareja hippie Jane y Rainey. Allí, se sitúa su segundo capítulo: "La adolescencia". Mientras tanto, su familia nota que no quiere que lo encuentren pues advierte que le pagó al correo para que retenga las cartas que enviaban sus padres.

Por entonces Christopher fiel a sus ideas reflexiona que la libertad y la belleza son muy buenas para perderlas. En el capítulo 3: "La madurez" el dolor une a sus padres, quienes antes se maltrataban y querían divorciarse. Él piensa que en ellos el que dirán y los mandatos fueron más fuertes que sus propios sentimientos.

La vida en Alaska

El capítulo 4 es "La familia", mata un alce para alimentarse y se le agusana, su cuerpo comienza a adelgazar. Decide irse, siente que tiene más que antes, pero es imposible cruzar el río, se siente solo y asustado. Tiene hambre y no hay animales para cazar.

Finalmente llega el capítulo 5: "La obtención de sabiduría", la apetencia lo lleva a comer plantas y se envenena con el fruto de una de ellas. Este hecho lo conduce a la inanición y posteriormente a la muerte. Sus palabras finales se refirieron a que quedó atrapado en la naturaleza y que la felicidad es verdadera cuando es compartida.